Cómo hacer dormir a mi bebé

Queremos ayudarte presentándote algunos trucos que te pueden ayudar a conseguir que tu bebé concilie mejor el sueño.

como-dormir-a-un-bebe

Ruido blanco

Invierte en “ruido blanco”. Como es prácticamente imposible que nuestra casa esté totalmente en silencio de forma constante, muchos expertos recomiendan que se invierta en el llamado “ruido blanco”. Se entiende por ruido blanco un ruido bajo constante que se puede oír en la distancia y al que una persona se acaba acostumbrando con el paso del tiempo, de forma que se convierte en una parte habitual de su estancia en un lugar determinado. Este tipo de ruido puede ser desde la actividad de un ventilador hasta el ruido del motor de un electrodoméstico, pasando por una canción conocida. En el caso de los bebés, la utilización de un “ruido blanco” determinado no solo les ayudará a identificar ese sonido con la hora de dormir, sino que bloqueará otros sonidos desconocidos que podrían llamar su atención y despertarlo. Por lo tanto, prueba a incluir un “ruido blanco” en la rutina de sueño de tu hijo para ayudarle a dormir.

musica-para-dormir-bebe
rutina-del-sueño-bebe (2)

Rutina del sueño

Introduce una rutina. Incluso ya de adultos, nuestro cuerpo se acostumbra rápidamente a seguir una rutina determinada si nos ceñimos a ella constantemente. A los bebés les ocurre igual. Si estableces una rutina de sueño fija, que tenga siempre las mismas horas, el cuerpo de tu hijo se irá acostumbrando a esa dinámica y le será cada vez más fácil dormirse en un momento concreto.

Relajación antes de dormir

Relaja a tu bebé antes de intentar dormirlo. asegúrate de que esté en un ambiente relajado y tranquilo, para que empiece a adormilarse de forma natural con el paso de los minutos. Ve disminuyendo poco a poco las luces para ayudarle con este proceso y, cuando tu bebé empiece a estar algo adormilado, llévalo a su cuna para que se duerma allí. Una vez en ella, trata de relajarlo un poco más con la ayuda de un pequeño masaje, de música relajante, o de un cuento para niños, de forma que el sonido repetitivo de tu voz le ayude a sumergirse en un profundo sueño. 

Luz

Controla la luz. La luz es un elemento enormemente importante a la hora de controlar los ritmos del sueño de los seres humanos. Asegúrate de que está en contacto con la mayor cantidad de luz solar que sea posible durante el día y ve disminuyendo paulatinamente la luz de las habitaciones donde está a medida que se acerca su hora de dormir, hasta dejar su habitación en la mayor oscuridad posible cuando le acuestes. Una luz lejana o luces LED con reguladores que emiten luces disminuidas y atenuadas siempre serán mejores opciones en este sentido que las luces principales de la habitación, que despertarán por completo a tu hijo y evitarán que se vuelva a dormir fácilmente.

Existen muchos otros trucos que puedes poner en práctica para intentar ayudar a tu hijo a conciliar el sueño con mayor facilidad. Te recomendamos que pruebes varias opciones y acabes eligiendo la que mejor se adapte a ti y a tu hijo. ¡Así saldréis ganando los dos!

Síguenos en redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *