Controlar el peso y la alimentación durante el embarazo

Tiempo de lectura: 2 minutos

“Ahora que estás embarazada, podrás comer lo que quieras ¿verdad?”  Seguro que, en más de una ocasión, habéis escuchado una frase similar. Existen muchos tópicos acerca de la evolución del peso de la mamá durante el proceso de gestación del bebé. Debemos estar alerta y consultar con buenos profesionales médicos y nutricionistas sin dejarnos llevar por habladurías sin fundamento. Por el contrario, algunas futuras mamás pueden obsesionarse con este aumento de peso, por miedo a coger unos kilos de más que puedan perjudicar tanto al bebé como a sí misma. Como decimos, hoy en día, existen expertos muy capacitados tanto a nivel toco-ginecológico como nutricionista que llevarán un control de nuestra alimentación y peso durante el embarazo para que todo salga bien.

No obstante, desde La Cigüeña del Bebé queremos daros algunas notas introductorias para que afrontéis el aumento de peso durante el embarazo sin ningún temor. Como es normal, la alimentación sana y equilibrada en todos los periodos de nuestra vida es fundamental para nuestra salud. Pero, llegado el momento de albergar una vida en nuestro interior, nuestra responsabilidad es mayor y debemos tener cuidado con lo que comemos. Durante el embarazo, las necesidades nutricionales de nuestro cuerpo aumentan, especialmente en el requerimiento de proteínas, (procedentes del huevo, carne y pescado), calcio, hierro, ácido fólico y vitamina C. Estas necesidades extras de nuestro cuerpo deben atenderse para asegurar una adecuada gestación de nuestro bebé.

Pero nada de “comer por dos”. El cuerpo humano es una maquinaria casi perfecta, y regulará tu apetito para que se produzca el aumento necesario de nutrientes durante el periodo de gestación. Tenemos que tener en cuenta que una mala alimentación puede afectar negativamente al pequeño, incluso prefigurándose patologías que pueda tener en edad adulta. Y cuando decimos mala alimentación nos referimos tanto a escasa como excesiva. Recuerda que el sobrepeso puede ser la causa de hipertensión, problemas de circulación, y otros trastornos, que no solo afectan a la futura mamá, sino también al bebé.

¿Y cómo sabemos cuál es el peso ideal? Una estimación general y básica es que una mujer debe aumentar entre 11 y 12 kilos en todo el proceso de gestación. Un aumento, y esto es importante, que debe hacerse de manera progresiva. En este sentido, conviene aclarar que los tres primeros meses el aumento de peso será débil. Irá creciendo en la segunda parte del embarazo, y será en el último trimestre cuando se cojan más kilos.

No obstante es esencial saber que el aumento de peso durante el embarazo es diferente en cada caso. Depende de cada caso particular y del tipo de alimentación que se haya llevado antes del embarazo. Por ello, os aconsejamos que un buen profesional te atienda personalmente y te trace un plan nutricional específico.

¿Temes no poder perder el peso extra una vez ha nacido tu bebé? No te preocupes. Obviamente en el momento del parto perderás varios kilos. Y el resto no te será difícil siguiendo una alimentación equilibrada, regalándote momentos de bienestar o practicando ejercicios recomendados para el postparto.

Como hemos visto, el control del peso durante el proceso de gestación de tu bebé es esencial para tu salud y la de tu bebé. Pero siguiendo los consejos de tu equipo médico no tendrás ningún problema y tu bebé irá creciendo sano y fuerte.

Síguenos en redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *