Donar leche materna..¿Cómo puedo hacerlo?

Si acabas de tener a tu bebé y no has tenido ningún problema para establecer una lactancia materna exitosa, sabrás en primera persona los múltiples beneficios que este alimento tiene para el recién nacido. Pero, ¿sabes que tienes la posibilidad de ayudar también a otros bebés? En efecto, si produces leche en abundancia puedes ser candidata para convertirte en una donante de leche humana y colaborar protegiendo y hasta salvando vidas de bebés prematuros. Aquí sabrás cómo puedes hacerlo.



¿Cómo sé si puedo donar?

Los bancos de leche solicitan dos condiciones, a saber: que seas madre de un bebé menor de un año al cual no le falte alimento, y que presentes buena salud y hábitos. Para ser donante conviene esperar 3 o 4 semanas después del parto para asegurarse de que tu bebé está creciendo bien y que recibe suficiente leche materna. Por otra parte, después del año la composición de la leche cambia para adaptarse a los requerimientos del bebé mayor, y por ese motivo no resulta idónea para un prematuro. Por eso después de ese plazo debes dejar de donar. Asimismo, no se permite donar a madres que reciban medicación (debes avisarle al banco de leche si te pones enferma), que padezcan enfermedades infecciosas o que fumen.


Pasos para donar

Lo primero es contactar al banco de leche más cercano a tu domicilio. Te asignarán una cita, en la cual serás entrevistada y te extraerán sangre para analizar. Si todo va bien, te explicarán cómo debes extraer tu leche, en qué momentos del día, qué medidas higiénicas es imprescindible tomar para resguardar su calidad, y cómo conservarla hasta el momento en que sea recolectada directamente de tu casa. El banco suele proporcionar el sacaleches y los envases.
No es obligatorio cumplir con una cantidad determinada de leche (puedes donar cuanto desees y mientras quieras hacerlo). El único compromiso a respetar es informar al banco si sufres algún problema de salud, te das una vacuna o debes tomar medicamentos por cualquier motivo.


Motivos para donar

No existe compensación económica de ningún tipo por donar leche materna, simplemente lo haces si así lo sientes, sabiendo que estarás ayudando a proteger la salud de bebés muy vulnerables. Es un acto de enorme generosidad que también tiene una recompensa para la propia madre y para su bebé: en efecto, al estimular la producción de leche materna con el extractor, asegurarás que tu bebé tenga suficiente alimento, ya que cuanto más se le demanda al pecho, más leche es capaz de producir.
 
Aprende más sobre la lactancia materna en nuestro blog
 
Con la colaboración de:

 
 
 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *