10 consejos fáciles para preparar una baby shower


Las fiestas tipo baby shower son celebraciones ideales para expresar nuestra alegría por el próximo nacimiento de un miembro de la familia.

Son también oportunidades estupendas para que una mujer embarazada se divierta con sus amigas y familiares más cercanas, reciba consejos muy útiles para su nueva maternidad y, por qué no decirlo, también para que consiga algunos productos infantiles que le vendrán muy bien en los próximos meses.

Además, también cuentan con la ventaja de ser muy fáciles de organizar y puede ser tan grande o tan íntima como tú quieras. Para ayudarte a poner en marcha la tuya, a continuación te presentamos 10 fáciles consejos que te recomendamos que sigas a la hora de planear tu baby shower.

Decide quién se va a encargar de organizar la baby shower.

En los países donde esta fiesta se realiza con regularidad, como Estados Unidos o Reino Unido, lo tradicional es que sea una mujer muy cercana a la futura madre la que se encargue de organizar la fiesta y que ésta sea una sorpresa para ella. Sin embargo, cada vez con más frecuencia la madre quiere ser la que tenga el control de la fiesta, para asegurarse de que todo está a su gusto y los tiempos se adecúen a los de su embarazo.

Por lo tanto, para evitar conflictos posteriores, lo mejor es que te reúnas con las personas más cercanas a ti y habléis del asunto. Aprovecha la oportunidad para dejar claro quién va a ser la principal organizadora de la fiesta, para dividir las tareas si así lo deseas y para dejar claro el tipo de baby shower que deseas tener.

Piensa en el tipo de fiesta que quieres hacer.

Es muy importante que tengas muy claro el tipo de fiesta que quieres hacer para tener muy claros los pasos que debes dar a continuación y evitar que se te vaya todo de las manos. Pregúntate qué tipo de baby shower deseas tener.

¿Quieres una fiesta íntima e informal, donde estén solo tus amigas y familiares más cercanas? ¿Quieres organizar algo más elaborado, con numerosos asistentes, mucha comida y diversas actividades complejas? ¿Quieres hacerlo en tu casa o preferirías alquilar algún establecimiento? ¿En qué lugar te imaginas disfrutando de tu baby shower? Estas preguntas son muy importantes para la planificación posterior y cuanto más clara sea tu idea en un principio, más posibilidades tendrás de que todo salga como tú quieres.

Fíjate un presupuesto

Esto es muy importante porque las baby showers, como cualquier fiesta, puede salirse de control muy fácilmente desde el punto de vista financiero. Hay miles de cosas que se pueden hacer, comprar y organizar que son interesantes y preciosas, pero que también pueden llegar a suponer un serio desembolso económico.

Por lo tanto, fíjate desde el principio un presupuesto con el que te sientas cómoda y no lo sobrepases salvo que ocurra algún imprevisto grave. Si puedes, antes de seguir adelante, divide ese presupuesto y destina las cantidades de dinero más importantes para aquellas cosas que sean realmente relevantes para ti.

Recuerda que esta fiesta debe ser un momento de alegría y no un agobio económico, por lo que tienes que fijarte un presupuesto asequible con el que te sientas realmente a gusto. Si descubres que tu presupuesto no se ajusta al tipo de fiesta que querías realizar, vuelve al paso dos y rediséñala antes de seguir adelante.

Haz la lista de invitados

Antes de seguir con la organización, es muy importante que tengas la lista de invitados, de forma que puedas decidir con tranquilidad otros aspectos de tu baby shower sabiendo el número aproximado de personas que tendrás que atender. Esta lista puede ser tan grande o tan escasa como tú quieras.

La mayoría de las mujeres desean invitar únicamente a sus familiares femeninas más cercanas y a sus mejores amigas, pero otras quieren organizar grandes fiestas a la que también se invita a hombres y niños. Por lo tanto, ten clara la lista final de invitados antes de tomar ninguna otra decisión importante sobre la fiesta.

Marca una fecha desde el principio

La fecha de la fiesta es muy importante y debe ser escogida con bastante antelación, de forma que todo pueda ser organizado tranquilamente y los invitados se puedan asegurar de estar libres ese día. Escoge una fecha en la que el embarazo esté bastante avanzado, pero evita las últimas semanas de gestación, para que la madre no esté demasiado incómoda o nerviosa.

Además, así no correrás tanto riesgo de que el bebé se adelante y nazca antes de la fiesta. Asimismo, te recomendamos que consultes a tus invitadas al respecto antes de fijar definitivamente una fecha, de forma que puedas elegir otra si a varios invitados o a alguien muy importante para la futura madre le resulta imposible acudir.

Escoge el lugar donde se va a realizar la baby shower

La mayoría de las mujeres realizan su baby shower en su propia casa o en la propiedad de alguna persona cercana a ellas. Suele ser una de las posibilidades más cómodas, pues permite disfrutar de una gran intimidad y de un ambiente relajado. Pero no tiene por qué ser así.

Otras personas prefieren alquilar un restaurante o un establecimiento con más espacio para realizar la fiesta e, incluso, muchas mujeres deciden hacer un pequeño viaje para alejar a la futura madre de sus preocupaciones diarias. Por lo tanto, dependiendo de la fiesta que tengas en mente, el lugar de tu baby shower puede variar mucho, por lo que debes decidir el lugar donde va a tener lugar con mucha antelación.

Si lo deseas, elige un tema y un color para tu fiesta.

Muchas baby showers, especialmente en Estados Unidos o Reino Unido, se vinculan a un tema, a un color o a un personaje en particular, alrededor del cual gira la decoración, la comida y la bebida de la fiesta.

Esta es una posibilidad a explorar, si así lo deseas, pero recuerda que no es una obligación y que la tuya no tiene por qué seguir esta recomendación. Pero, en el caso de que así lo desees, es muy importante que elijas el tema o el color de tu fiesta lo antes posible, dado que es algo que tus invitadas deben saber con tiempo y que será fundamental a la hora de elegir la decoración, el cátering y los divertimentos de la fiesta. Por lo tanto, si esta es tu opción, elige tu tema y color de preferencia lo antes posible para seguir con la planificación.

Piensa en las cosas que vas a tener que comprar y/o contratar.

Una vez que tengas una idea de la fiesta que quieres organizar y tengas claro el lugar donde se va a realizar, la lista de invitados y el presupuesto del que dispones, piensa en las cosas que vas a tener que comprar o contratar.

Esto es especialmente importante en el caso de que quieras contratar algún servicio adicional de cátering, decoración o limpieza, pues generalmente tienes que reservar tales servicios con bastante antelación.

Estos servicios pueden llegar a resultar muy útiles a la hora de evitar que la madre o su entorno tenga que preocuparse por hacer la comida, comprar y poner las decoraciones o limpiar después, pero dependiendo de tu presupuesto pueden ser una posibilidad más o menos realista. Por todo ello, es importante que tengas esta idea en cuenta con mucha antelación.

Elige qué servicios son los más importantes para ti y compara los precios que te ofrecen varios negocios para encontrar la opción más beneficiosa para tus circunstancias. Asimismo, haz una lista de las cosas que tendrás que comprar para la fiesta, incluyendo decoración, comida, bebida y objetos para las invitadas.

Te recomendamos que también ordenes estos productos por orden de preferencia, de manera que siempre tengas dinero para lo más importante y, si se te queda algo sin comprar, al estar en lo más bajo de tu lista, no sea demasiado importante.

Prepara y envía las invitaciones

Cuando ya tengas claro el tipo de fiesta que quieres hacer, el lugar donde se va a realizar y la lista de invitados, prepara y envía las invitaciones. Recuerda que debes incluir en dichas invitaciones toda la información que creas necesaria para que estén preparadas para tu fiesta.

Además de la fecha y la hora de la reunión, indica adecuadamente la dirección, el tema o el color elegido para la fiesta y cualquier otro aspecto que consideres necesario que sepan, como la lista de regalos para el bebé o si necesitan llevar algo.

Por eso importante que sólo envíes las invitaciones cuando hayas dado todos los pasos anteriores, pues es muy difícil evitar completamente las equivocaciones si cambias algún dato importante de la fiesta a posteriori, dado que normalmente tus invitadas la utilizarán como referencia si no se acuerdan de algo o necesitan una confirmación.

Revisa el plan

A medida que se acerque la fecha de la fiesta, revisa los pasos que has dado para asegurarte de que todo está bien y listo para la fiesta. Asegúrate de que todas tus invitadas están bien informadas y que han confirmado su asistencia. Si has contratado un lugar o algún servicio para tu fiesta, ponte en contacto con ellos y confirma que todo está a tu gusto.

Además, si te vas a encargar de algo perecedero para tu fiesta, como la preparación de dulces, comida o la obtención de bebida, que no se puede hacer con demasiada antelación, reserva el tiempo necesario para encargarte de estos menesteres.

Por último, si no lo has hecho en alguno de los pasos anteriores de la planificación, piensa en los juegos y en los entretenimientos que tendrán lugar durante la celebración, para no dejar nada al azar. ¡Así todo estará listo para el gran día! A la hora de planificar una baby shower, siempre hay muchas cosas por hacer.

Pero los pasos que hemos indicado en las líneas anteriores no pueden faltar, si quieres que la tuya sea todo un éxito.

¡Síguelos y disfruta de esta gran celebración de tu próxima maternidad sin preocupaciones añadidas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del fichero: Baby Friendly Companies SL.
Finalidad: Responder las consultas del usuario
Legitimación: consentimiento.
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad

Recent Content

link to ¿Qué es el método Cánguro?

¿Qué es el método Cánguro?

Canguro también conocido como KMC (Kangaroo Mother Care) es un contacto directo del bebé con la piel de la madre. Debe implementarse inmediatamente después del nacimiento y luego continuar por parte de mamá y papá. Tal cercanía alivia el estrés posparto, calma al bebé y le da una sensación de seguridad. Descubre qué es exactamente […]